El equipo funciona como la construcción de un edificio, con diversos materiales y bloques que le proporcionan su altura, todos deben estar acomodados a la perfección para funcionar adecuadamente pero si uno falla el edificio se desploma.

La sensibilidad nos hace actuar de manera inmediata, moviendo fibras que nos hacen actuar. Nos hace despertar hacia la realidad, descubriendo todo aquello que afecta en mayor o menor grado al desarrollo personal, familiar y social.

El valor de la sensibilización es la capacidad que tenemos los seres humanos de permanecer alerta de todo lo que acontece a nuestro alrededor.

La sensibilidad es interés, preocupación, colaboración y consciencia con los demás. Es por eso que para trabajar en equipo se requiere la sensibilidad, la cual nos hace despertar hacia la realidad. 

Trabajo en equipo

Esta sensibilidad nos permite conectar los factores del siguiente modelo.

Es por eso que una vez inmersos en el concepto anterior les presento las 5 C’s en las cuales se basa el trabajo en equipo:

  1. Complementariedad: Cada miembro posee un dominio diferente sobre las partes del proyecto. Es decir los conocimientos de unos con los otros se complementan y cada miembro del equipo es experto en algo. La suma de estos conocimientos es fundamental para poner en marcha el logro de los objetivos. 
  2. Coordinación: La organización y sincronización de esfuerzos es fundamental para una planeación adecuada y distribución del trabajo correcto que permite canalizar el desempeño de los miembros del equipo a las actividades necesarias para los propósitos comunes, evitando el re trabajo . 
  3. Comunicación: El que exista una comunicación abierta al momento de trabajar admite explorar nuevas ideas y coordinarse efectivamente para llevarlas a cabo. El estar informados de los procesos y situaciones que se presentan en el equipo, será indispensable para enfrentar situaciones críticas y encontrar soluciones adecuadas a los conflictos. 
  4. Confianza: Si cada persona confía en el resto de sus compañeros y su potencial para llevar a cabo las tareas encomendadas, esta confianza le llevará a anteponer el éxito del equipo al éxito personal. Cada miembro trata de aportar lo mejor de sí mismo, no con el fin de destacar por él sino por todo el equipo; porque el logro de los objetivos del equipo es tarea de todos sus miembros.
  5. Compromiso: Cada miembro se debe comprometer a aportar lo mejor de sí mismo, a poner todo su empeño en sacar el trabajo adelante, que su motivación sea el logro de los objetivos. 

De  acuerdo a lo anterior pueden basarse en este simple modelo y a través de un esquema de las 5 C’s reunirse con los miembros del equipo y determinar en qué medida el equipo posee cada una de las C’s para posteriormente, generar un diagnóstico acerca de lo que requiere el equipo para completar o reforzar el esquema anterior.

 ¿Tu cuál C consideras que le falta a tu equipo?

Fuente: Mahieu, Pierre. Trabajar en Equipo. México: Siglo XXI.

Twitter: @Elenaricoortiz

1 comentario

Responder a Oamangel Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *