disruptivo

En Disruptivo siempre buscamos personas que tengan grandes historias de emprendimiento, y en esta edición del podcast, verdaderamente lo logramos.

La historia de Esteban Íñigo verdaderamente me impactó, él era el niño problema de la escuela, tenía problemas de atención y es disléxico, por lo que constantemente estaba en problemas o reprobaba materias. En todas las escuelas hay niños así, de hecho, yo tuve varios compañeros con ese perfil, y siempre pensaba “¿qué va a ser de ellos cuando termine la prepa y tengan que valerse por si mismos?

Sin embargo, (y al igual que varios de mis compañeros que yo no me explicaba como le iban a hacer), Esteban encontró algo en lo que era verdaderamente bueno, emprender, y desde antes de terminar la prepa, ya tenía una empresa que generaba utilidades.

Durante la universidad Esteban se volvió un referente para compañeros suyos que querían emprender, a tal punto que fundó Ekora, una plataforma para apoyar a jóvenes emprendedores.

También hablamos con Juan Barbed y Jon Bloom, ambos responsables por Kiva en Latinoamérica. No solamente hablamos con ellos de Kiva y el gran impacto que tiene en las microfinanzas, si no que nos contaron la historia de cómo llegaron a ser emprendedores sociales.

Lo divertido es que las historias no podrían ser más opuestas, Juan trabajaba en finanzas, tenía un trabajo glamoroso y con un buen sueldo, en un viaje decidió hacer un internship en Kiva y encontró el increíble impacto que tienen los negocios sociales, por otro lado, Jon es trabajador social, y siempre había trabajado en organizaciones sin fines de lucro, y cuando encontró el modelo de emprendimiento de impacto, vio el potencial que estos tienen para escalar y ser sustentables.

Ambos trabajan hoy en una de las plataformas más importantes de microfinanzas en el mundo, Kiva, entra a su página

Por @delcerrojuan

Conoce más de estas historias en la edición número 46 de Disruptivo, no se la pierdan:

Suscríbete en Itunes y no dejes de seguir a Disruptivo en Facebook y Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *