Adalberto Flores

Adalberto Flores, Un Caso de Éxito

Adalberto Flores, platícanos un poco tu historia y cómo surge Kueski, el proyecto que lideras. Mi pasión por las finanzas comenzó desde niño, invirtiendo en la bolsa por primera vez a los nueve años. También me di cuenta que me gustaba detectar tendencias a una etapa muy temprana, desde los 19 años cuando decidí estudiar mandarín por la relevancia que estaba teniendo China en la economía mundial, y dos años después cuando me empecé a involucrar en el surgimiento de la nanotecnología. Estudié la carrera de Ingeniería Industrial y en Sistemas en el Tec de Monterrey, Campus Guadalajara, y durante mi estancia en la universidad pude experimentar el mundo de las finanzas. Fui galardonado por Ernst & Young y CNN-Expansión como el Universitario del Año para la categoría de Finanzas (2007). Gané el concurso de los E100 de Occidente (2012) y fui nombrado como el Ingeniero Industrial y en Sistemas más destacado por parte del Tec de Monterrey en GDL (2012).

Tras colaborar en áreas de ventas, finanzas, mercadotecnia y estrategia de negocios para 20 compañías e instituciones en China, Brazil, EUA y México, pude conocer desde las entrañas como funciona una empresa y cuáles son los factores de éxito. Actualmente soy fundador y CEO de Kueski, pero anteriormente fundé y dirigí Ooyala en México, creando uno de los equipos de ingeniería más sólidos en América Latina en tan sólo dos años. También fui fundador de Inviko.

¿Cómo surge Kueski? A través de nuestros clientes de Ooyala en Latinoamérica, descubrimos que la adopción de comercio electrónico en la región ha sido menor que en otras partes del mundo. Esto en gran medida se debía a la falta de crédito en la población en general. Decidimos ofrecer un producto que ofreciera una solución a esta problemática tan grande, aprovechando el gran crecimiento y penetración de internet que estamos teniendo en la clase media del país y Latinoamérica en general.

¿Qué signica Kueski? Kueski viene del náhuatl “keski” o “kueski” que signica “¿cuánto?” Para nosotros, Kueski es una manera de preguntarte: “¿Cuánto dinero quieres? ¿Cuánto quieres crecer? ¿Cómo te podemos ayudar?” El origen náhuatl es tan sólo una muestra de nuestro orgullo como empresa de nuestras raíces mexicanas y aztecas.

¿Cómo fue que empezaste a interesarte por el mundo del emprendimiento? Desde que tenía ocho años. Quería comprar un estuche de detective y una pistola nerf. Cuando le pedí el dinero a mi papá para poder comprarlos, me dijo que no me lo daría gratis, porque sino no iba a aprender a valorar lo difícil que es ganarte el dinero con el sudor de tu frente. Fue así como me puso a trabajar limpiando la casa y lavando los carros. Una vez que había ahorrado un poco, empecé a comprar dulces y venderlos entre mis familiares, personas que conocía y los vecinos. Y a partir de ahí aprendí lo que era tener un negocio propio y decidí que quería ser empresario. También, tengo la idea loca de que la mejor manera de entender cómo funciona la humanidad en este período de la historia (en un período de neocapitalismo) es a través de una de las instituciones más fuertes generadoras de riqueza y poder, que es la empresa. Una parte de mí lo hace por curiosidad de entender el funcionamiento de nuestra sociedad en estos tiempos.

 

¿Cuál ha sido tu mayor obstáculo al emprender?
Conseguir un socio muy bueno, que respetes personal y profesionalmente y que te siga el ritmo, es súmamente difícil. Pienso que tener un socio es igual de difícil que un matrimonio y si no lo seleccionas muy bien y cultivas esa relación te puedes “divorciar” y el éxito de tu empresa depende de eso. En Kueski soy muy afortunado de tener un socio excelente, pero he tenido experiencias muy difíciles en proyectos pasados.

¿El mayor riesgo que has tomado en tu vida? Creo que unirme y salirme de Ooyala, mi compañía fue un riesgo muy grande. Primero, fue riesgoso unirme a Ooyala porque ya tenía mi propia empresa, y sentía que no estaba siguiendo mi pasión (de emprender) al renunciar a lo que estaba haciendo y emplearme en Ooyala. Pero lo tomé por el aprendizaje. Y finalmente el siguiente riesgo fue cuando me salí de Ooyala. Ya estaba muy bien posicionado, y existía la posibilidad de que me promovieran a ser el vicepresidente de Latinoamérica, pero decidí rechazar la oferta y volver a los caminos del emprendedor. Creo que decepcioné mucho a mi papá cuando eso pasó.

¿Qué te motiva día a día? Me motiva la gente con la que trabajo. Todas son personas que admiro mucho y además con las que disfruto convivir. Pienso que el ambiente que hemos creado en Kueski es muy difícil de replicar en cualquier otra empresa.

¿En dónde ves a Kueski en 5 años? Somos la empresa de más rápido crecimiento del mercado y quisiéramos mantener ese crecimiento. Queremos que nuestros clientes nos ubiquen como la más conable, transparente y rápida del mercado.

Si pudieras darle 3 consejos a los emprendedores actuales ¿cuáles serían? Quizá solamente tengo 2 consejos: 1) Equipo Inicial: consíguete el mejor equipo inicial que puedas. Vas a ver a tu equipo y a tus socios más tiempo que a tu esposa. Así que asegúrate que tengas un equipo con el que puedas convivir muy bien y que sean muy inteligentes. Sobre todo, recomiendo que tengan la mentalidad de un hacker, alguien que sepa encontrar la manera de que salgan las cosas. 2) Lee el blog de Paul Graham, es un líder de pensamiento muy bueno para startups y tiene un blog muy revelador sobre el mundo de los emprendedores, las dinámicas y cómo incrementar tus probabilidades de ser exitoso.

¿Cuál es tu libro favorito?, ¿por qué? The Essays of Warren Buett: Lessons for Corporate America por Warren E. Buett, Lawrence A. Cunningham. Es un libro que habla mucho de value investing y la  ideología de Warren Buett, un financiero a quien admiro mucho.

¿Cuál es tu cita (quote) favorita? “If You Aren’t Getting Rejected On A Daily Basis, Your Goals Aren’t Ambitious Enough”, Chris Dixon. Traducción: “Si no estás siendo rechazado de manera diaria, tus metas no son sucientemente ambiciosas”.

¿Qué opinas del ecosistema emprendedor de la región? Creo que ha mejorado mucho. Recuerdo que en el 2007 apenas se estaban creando algunas armas de Venture Capital del país, sin embargo, todavía hay un problema estructural en México: los LPs (los que invierten en fondos) son muy estrictos e inflexibles con los fondos de Venture Capital. Esto trae como consecuencia que los fondos de Venture Capital mexicanos sean muy estrictos/infexibles con los startups mexicanos. Esto les quita competitividad cuando están compitiendo contra compañías internacionales. Por consecuencia, los LPs mexicanos tienen que darse cuenta que al ser tan estrictos y requerir tanta información, solamente están disminuyendo las probabilidades de éxito de sus inversiones. Desde el punto de vista de emprendedores, hay mucha gente talentosa y poco a poco ha crecido la calidad de emprendedores en México. Yo nada más llamaría a que haya un poco más de unión entre los emprendedores y que nos apoyemos y dejemos el protagonismo. He visto que en Silicon Valley hay mucho apoyo de todos y esto ha generado un círculo virtuoso muy interesante.

Por: Angel Ventures México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *