(Foto: blogspot.com)

A través del tiempo la interpretación de lo que es ser un emprendedor a cambiado de acuerdo a las exigencias del entorno; actualmente, hay una idea predominante de que el concepto hace referencia a aquella persona que ha puesto en marcha un proyecto y que ha tenido éxito en él. Sin embargo hoy me gustaría completar esta percepción y en lugar de manejar al emprendedor como un concepto te propongo visualizarlo como un estilo de vida.

Desde un punto de vista más amplio, el factor de éxito es indispensable para el emprendedor, al igual que el hecho de generar un proyecto, pero lo que convierte este concepto en un estilo de vida es el modo en el que se viven ambos procesos.

Y es que, si hacemos la comparación con el mundo del deporte, podemos observar que para un partido de fútbol de 90 minutos en una gran final se han requerido horas, meses y, quizá, toda una vida de entrenamiento y preparación. Ser un emprendedor exitoso no es muy diferente de un equipo que ha ganado un campeonato mundial.

Para lograr dicha hazaña se requirió de un entrenamiento duro, donde todos los días se practicarán actividades que ayudarán a mejorar la condición física y resultar el ganador. Lo mismo ocurre para lograr tener un proyecto exitoso. No se puede correr 5 kilómetros con únicamente fe y esperanza.

Si en tu vida has hecho deporte y una mañana te levantas inspirado a querer correr un maratón de 10 kilómetros, seguramente a los 30 minutos tu corazón se estará saliendo de su lugar. Al igual, si un día te levantas con una súper idea y quieres hacer una empresa de la noche a la mañana, el corazón no irá a ningún lado pero seguramente la experiencia no será cómo la imaginaste y al final podrías tener más perdidas que ganancias.

Es por ello que ser emprendedor requiere de una rutina de vida, de acciones diarias que te ayuden a alcanzar tu objetivo y para determinar dichas acciones lo primero es priorizar, es decir, distribuir tu tiempo, planificar el alcance y observar con que recursos cuentas, así como los conocimientos que se pueden emplear. También es importante establecer las condiciones en las que vas a armar tus “rutinas”, condiciones que de no cumplirse tienes que pensar cómo evitar en no recaer.

Ir paso a paso no significa ser lento, significa planear mejor tus movimientos y no morir “con el corazón en la mano” en el maratón del éxito. Cuando entrenas tu salud es notoriamente mejor, cuando utilizas el emprendimiento como un estilo de vida también se nota y la disciplina y la innovación son tus mejores aleadas.

Press Start!

@monnik7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *