(Foto: bligoo.com)

Cuándo creemos en lo auténtico de las cualidades de un producto o hemos establecido una conexión con una marca, nos parece difícil imaginar adquirir imitaciones de ellos, o cómo comúnmente decimos piratas.

En el mundo de los negocios la autenticidad lo es todo, porque con la innovación de tus productos podrás empezar por marcar un diferencial que te colocará en el mercado a la velocidad de tus ideas. Sin embargo, existen muchos ejemplos de grandes emprendedores que “no inventaron el hilo negro”  sino que aquello que ya existía lo perfeccionaron y le sumaron un ingrediente clave en la innovación: observación. Siendo así, entonces ¿de dónde proviene la verdadera autenticidad de las ideas?

Un ejemplo que me gustaría comentar es el del iPod; la tecnología de compresión de música llamado MP3 existía 10 años antes de que se creará el iPod, sin embargo se volvió más popular con la introducción al mercado de este reproductor de MP3, a pesar de que compañías como Sony, Samsung y Philiphs, ente otros, tenían productos enfocados a la reproducción de estos archivos; fue hasta la llegada del iPod de Apple que se popularizo el uso de estos reproductores y le dio un nuevo giro a la industria de la informática y de la música.

La fresca visión de lo ya existente hizo de este producto un verdadero ícono de autenticidad, pero el producto en sí mismo, no fue más que la mezcla de otros productos ya existentes en el mercado.

Más allá de los términos legales, de las peleas de patentes y la competencia salvaje por poseer un mayor número de registros de patentes, me gustaría focalizar este ejemplo a la visión del emprendedor; porque en un proyecto es importante reconocer que no hace falta haber creado un producto completamente nuevo o de haber patentado el invento del siglo, muchas veces el éxito de lo que requiere es de observación.

Observación en la dinámica de nuestro entorno, qué buscamos, hacía donde se dirigen nuestras ideas, a quién y para qué sirven; por qué observación es una de las base de la innovación.

Cómo emprendedor, tener la certeza de que se está para generar cambios es el alimento de los sueños y la convicción de generar innovación es lo que le da una nueva visión a nuestro entorno, dicha visión sólo la podremos alcanzar con observación. Y las pregustas, sólo para empezar, serían: ¿Ya viste que se puede hacer diferente hoy para mejorar? ¿Cómo lo mejorarías?…

@monnik7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *