Cuenta una leyenda que en el siglo XVII existía una princesa india proveniente de Rajastán llamada Meera, hija de una concubina de una de muchas de las esposas del rajá. Meera y su familia tuvieron que huir de la India debido a la invasión turca y después ella fue enviada a México a los 15 años, para trabajar en una casa como empleada doméstica.

Meera sería conocida después como la “china”, pues en esa época, erróneamente, todos quienes venían de oriente eran considerados “chinos”.

Entre una vida de sufrimiento y después de haber vivido la mayor parte de su vida en Puebla, Meera muere, pero su vestimenta colorida y con adornos de chaquira y lentejuela fue utilizada de inspiración para el traje típico nacional que en su honor se llama de “china poblana”.

La historia de la princesa Meera es un ejemplo de cómo la historia mexicana y la india se remontan a tiempos muy lejanos, y es también un recordatorio de que debemos multiplicar la presencia de productos mexicanos en el tercer país más grande del mundo en crecimiento económico.

Además de ser cuna de una de las grandes civilizaciones de la humanidad y tierra de grandes personajes y edificaciones, India tiene una importancia especial actualmente, por ser uno de los países con mayores índices de crecimiento en el mundo. Según el Fondo Monetario Internacional el PIB de India es el tercero más grande del mundo y por ende uno de los impulsores de la actual economía mundial.

India representa para México un importante socio comercial, pues es uno de los principales países con mayor intercambio comercial del mundo y uno de los principales destinos de exportaciones mexicanas a países asiáticos, después de Japón y de China.

La India se especializa en la producción de textiles, gemas, productos de piel, joyería y recientemente se ha enfocado a productos de ingeniería, que forman parte de su oferta exportable, muchas de ellas destinadas a nuestro país. Por otro lado, las principales exportaciones mexicanas son del sector petrolero (87%), químicos orgánicos (7%) y el resto de sectores varios.

Si bien, al igual que México, India es un país de grandes contrastes y desigualdades socioeconómicas (25% de su población vive bajo el umbral de la pobreza), dicho país ofrece interesantes oportunidades de negocio para empresas mexicanas enfocadas a la clase media. Algo que debemos recordar es que los países que registran altos índices de de producto interno bruto, suelen ser buenos mercados y sobre todo regiones donde crece la clase media y su poder adquisitivo.

El sector farmacéutico es uno que está en constante crecimiento y que incluso está por multiplicarse en años venideros, por lo que el consumo de productos farmacéuticos podría ser una determinante inclusión de México en estos mercados, dentro de los cuales nuestro país es sumamente competente.

A esta área se suma la de la industria del entretenimiento, que está siendo utilizada como base para impulsar el turismo, con lo que se busca incrementar el comercio. Esta industria, conocida mundialmente como “Bollywood” ha crecido a una tasa compuesta del 16% durante los últimos años, por lo cual todos los proveedores mexicanos de la industria del entretenimiento, así como de animaciones, pueden tener oportunidades interesantes en ese mercado.

Adicionalmente, algunos productos mexicanos internacionalmente posicionados como el tequila y la tortilla, también tienen probabilidades de éxito en dicho país.

La historia de la princesa india que vino a México y se convirtió en un emblema nacional sirve de ejemplo, al menos en mi caso, para darse una idea de cómo las relaciones entre diversos países pueden formarse por distintas y convergentes razones, y que a su vez la búsqueda de similitudes puede llevar a empresarios de ambos países a forjar interesantes lazos y vínculos de negocios.

Que tu empresa logre una redituable relación de negocios con una empresa india y que descubras un nicho secreto en dicho país…esa es una historia que solo tú podrás escribir.

@FarideAssadG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *