“Emprender es vivir durante unos años como mucha gente no lo haría para poder vivir el resto de tu vida como la gente no puede”. Anónimo

Es común que cuando comienzas con la búsqueda de recursos financieros lo primero que viene a tu mente es conseguir un crédito; pero es igual de común que como emprendedor puedes caer en una mala planeación financiera.

El problema radica en la falta de planeación para la asiganción de los fondos que se consiguen con el crédito, la poca o nula consideración de la rentabilidad necesaria para la empresa en el mediano o largo plazo, y por último, no considerar las consecuencias que traerá a ti y a tu empresa la obtención de dicho crédito.

La primer consecuencia que tendrá la mala administración de los fondos y de la deuda adquirida con un crédito, es que esta información se registra en el Buró de Crédito como cartera vencida, limitando la posibilidad de obtener recursos en un futuro que serán necesarios para el crecimiento de la empresa o para el tuyo propio.

El día de hoy quiero presentarte al temible Buró de Crédito, que es una sociedad de información crediticia mexicana, dedicada a registrar el historial créditicio de personas y empresas que han adquirido algún tipo de crédito o financiamiento. El expediente integrado en el Buró de Crédito incluye la información sobre el pago, oportuno o no, de las tarjetas de crédito, de los servicios de telecomunicaciones, de las tiendas departamentales, de arrendadoras financieras, etc. El buró es temido ya que algunas empresas y personas se han encontrado con la negativa de un crédito o financiamiento debido al mal historial que presentan en él; pese a que el buró no determina la viabilidad de un crédito o no.

Al solicitar un crédito o financiamiento a alguna institución, debes recordar que una de las primeras tareas que la institución realizará, será consultar tu historial crediticio y/o el de tu empresa en el Buró de Crédito; por lo que es importante que si eres usuario de los servicios créditicios del el país, debes mantener un buen record.

Recuerda también que además de cuidar tu historial de crédito, es importante que cuando se trate de buscar los recursos para iniciar o inyectar liquidez a tu empresa realices una evaluación para determinar si sería más conveniente contar con otros mecanismos de financiamiento que te ayuden a adquirir el capital requerido; como puede ser el conseguir uno o más socios.

“La teoría es espléndida, pero no tiene valor alguno si no la pones en práctica” – James Cash Penney

¡Feliz emprendimiento!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *