“Tener éxito en un emprendimiento, ¿es suerte o es habilidad?” ésta es una de las preguntas que más me consultan día a día nuevos emprendedores que están próximos a comenzar su nuestro proyecto. Es por esto, que decidí a través de un artículo, compartir mis pensamientos en referencia a este tema puntual.

Cuando tomamos la decisión de emprender, es decir, transformar una idea en nuestra cabeza en realidad concreta a través de un servicio o producto ofrecido a nuevos clientes, allí comienza toda una nueva aventura en nuestras vidas, llena de factores personales, de mercado y de contexto cambiante en forma continua.

Veamos entonces a continuación, si el éxito está basado en suerte o en la habilidad como emprendedores en desarrollar un startup exitoso:

1) ¿Es 100% habilidad?

Pensemos en que sucedería si un emprendedor exitoso declara públicamente que todo sus logros fueron basados 100% en su habilidad y sus capacidades personales. ¿Cuál sería el resultado? lamentablemente, como sociedad, lo primero que pensaríamos es que estamos frente a una persona soberbia y buscaríamos demostrar por todos los medios que en realidad fue suerte y estuvo en el momento justo en el lugar indicado.

Pero por otro lado, incluso esta pregunta de si es suerte o habilidad, ha trascendido en el tiempo, el famoso Thomas Jefferson’s, escribió: “Soy un gran creyente en la suerte y he encontrado que mientras más duro trabajo, más suerte tengo!.”

Veamos entonces datos recientes y claros, no podríamos decir que Steve Jobs tuvo tanta suerte que terminó creando no solo una, sino varias empresas que valen billones: Apple, Pixar y Next Computer. O hasta el último gran emprendedor, Jack Dorsey quien no solo creó Twitter sino que también ahora creó Square.

Mi intensión no es apuntar una respuesta única, verdadera y universal, es más importante aún, mi objetivo es que cada uno de nosotros fundadores de startups especialmente online, nos demos cuenta conscientemente cuál es la realidad, que la estudiemos, la analicemos, reflexionemos para que finalmente terminemos entendiendo que necesita de nosotros efectivamente un emprendimiento para ser exitoso.

2) ¿Cómo y desde dónde se lo estudia?

Otro punto interesante, es ver desde dónde uno está estudiando si un emprendimiento exitoso es consecuencia de la suerte o de la habilidad. Si uno lo ve desde afuera, como profesor, como periodista, etc, puede llegar tranquilamente a la conclusión de que todo se explica a partir de suerte: lugar indicado + tiempo indicado = éxito.

Pero todo cambia cuando comenzamos a emprender, cuando entramos en este camino de día a día donde la montaña rusa de subidas y bajadas empiezan a desgastar todo nuestro ser poco a poco y en forma continua sin parar.

Con sólo con una perspectiva desde el interior, vamos a poder dar una respuesta a esta consulta con una exactitud brillante. Porque al final del día, todo se resume a: que gente talentosa se juntó, comenzó a trabajar sumamente duro y finalmente, hizo que las cosas funcionaran con éxito.

Si por el otro lado, nos basamos en suerte, ¿por qué no comprar un billete de lotería?, sería lo mismo que emprender!. Es más, ¿por qué estamos leyendo este artículo ó estudiando, investigando online sobre emprendedurismo? si todo lo que estudiamos en la universidad o incluso en un posgrado no influye en los resultados finales.

3) Directo a la conclusión.

No vale la pena perder más tiempo entre idas y vueltas en este tema. Como nosotros hicimos en nuestro emprendimiento elMejorTrato.com, donde directamente tomamos una decisión y nunca más miramos para atrás.

No todo resulta como planificamos, por más que tengamos el grupo de trabajo más inteligente del mundo y más trabajador, no es garantía en lo absoluto de tener éxito. Seamos sinceros, algún grado de suerte tenemos que tener, desde empezar en el momento adecuado, hasta conocer a las personas que nos pueden ayudar tanto financieramente como con su experiencia (networking).

El final de la historia se resume a que cada habilidad que tengamos va a ser un paso más adelante de ventaja para tener éxito en nuestro emprendimiento y esto va a reducir el factor suerte de nuestro trabajo. Mientras más habilidad exista en nuestro equipo de trabajo emprendedor, menor va a ser el grado de suerte del que vamos a depender.

En este punto, me gustaría recomendar fuertemente la metodología de trabajo The Lean Startup, que googleando vamos a poder estudiar de punta a punta. Fue desarrollada por Eric Ries y el objetivo final es tratar de depender lo menos posible en la suerte que puede o no acompañarnos.

¿Cómo aumentamos la posibilidad de éxito con nuestras habilidades y conocimiento reduciendo el factor suerte?, básicamente comenzando con un producto mínimo viable. Esto quiere decir, programar el servicio online mínimo e indispensable para que cumpla con lo que queremos brindar al usuario y a partir de ahí, ir avanzando solo y exclusivamente en función a las necesidades de nuestros clientes.

De está forma, el objetivo es NO “suponer” o “adivinar” qué es lo que puede querer o mejor dicho necesitar nuestros clientes, sino ejecutar exclusivamente lo que ellos identifiquen como fundamental. Recordemos que nadie, ni siquiera nosotros fundadores, vamos a conocer y saber más sobre qué es lo que necesitan nuestros clientes, que ellos mismos.

La clave a través de los 5 años que llevamos emprendidos se reduce a un solo condicionante muy especial: “poder solucionar un problema real y concreto a nuestros clientes”.

Al final del día, no se trata de qué tan elegante en diseño o qué tan rápido funciona nuestra aplicativo web, para ser sinceros, todo se reduce a si el cliente experimenta en nuestro emprendimiento una solución a sus problemas y en consecuencia, está contento de pagar por nuestros servicios. En el caso que esta sea nuestra realidad y la podamos probar, es allí donde el factor suerte desaparece y todo se reduce a habilidades + determinación para ejecutar correctamente nuestro plan de negocios a mediano y largo plazo.

Autor Amigo: Cristian Ángel desde Argentina nos comparte su experiencia emprendiendo con elMejorTrato.com donde es Co-Fundador especializado en Marketing Online y ahora comenzando con Brasil con oMelhorTrato.com.

2 comentarios

  1. Por que le tenemos tanto miedo a aceptar que la suerte es un factor importante al tener éxito, si solo el talento y el trabajo duro fueran lo mas importante habría muchísimas mas personas con éxito, hay mucha gente que con un gran talento y trabajando muy duro no logran tener éxito, incluso me atrevería a decir que la mayoría no tienen éxito, tendríamos que reconocer que sumado a el talento y el trabajo duro es muy importante tener suerte ¿Por qué le tenemos miedo a reconocerlo?.
    En el caso de Steve Jobs, considero que tuvo suerte en nacer en la época adecuada para desarrollar al máximo su potencial (Que habría pasada si hubiera nacido en 1900?, tuvo suerte en que lo adoptara una familia en los E.U, ¿Qué habría pasada si hubiera nacido en Uganda?., ¿Qué hubiera pasado si no conociera a Stephen Wozniak?,
    Se que el Hubiera no existe, pero siempre existe un factor crucial que es la suerte y es la que nos pone la oportunidad en frente, depende de nuestro talento y trabajo duro el poder aprovechar esta suerte que se nos presenta.
    No le tengamos miedo a la Suerte, no nos hace menos o mas tener suerte.
    Saludos

  2. Luis, muchas gracias por tu comentario. Tal vez ni la suerte ni la habilidad sean factores determinantes para alcanzar el éxito, pero sin duda han habido muchos personajes que supieron conjuntar ambas y salir (bastante bien) librados en el mundo emprendedor y empresarial. Agradecemos reflexiones como la tuya, ¡muchos saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *