Escuchar, analizar y actuar

A veces recibimos los mejores consejos de las personas menos esperadas y que a veces sólo vemos una vez en nuestra existencia. Hoy quiero compartirles mi experiencia, y es que una vez en una comida un extranjero me dio uno de los mejores consejos en mi vida, me dijo; para guiarte en la vida sólo son necesarias 3 cosas: escuchar, analizar y actuar. Hay una gran razón de ser de este orden en esta sabiduría, y la verdad es que muchas veces lo hacemos todo al revés u omitimos algún paso. Y bueno, después de escuchar este consejo, me puse a pensarlo detalladamente, analizarlo, y puse manos a la obra en llevarlo a cabo en los negocios.  

En el ámbito de los negocios, las micro, pequeñas y medianas empresas enfrentan varios retos, los cuales suelen ser mayores cuando se busca la internacionalización, y requieren de actividades, instrumentos y herramientas que les permitan superarlos y llevar a la empresa a un nivel de desarrollo óptimo. Teniendo esto en cuenta busqué adaptar el consejo para enfrentar los retos a nivel empresarial.   

  1. Escuchar. La información es una de las herramientas más valiosa en un negocio. Es importante recabar toda la información necesaria para saber tanto la situación dentro de la empresa como del entorno en la que ésta se desenvuelve y al que se quiere incursionar. La recopilación de información por medio de una investigación, permitirá a la empresa establecer un plan estratégico de negocio que ayudará al empresario a reducir la incertidumbre y le ayudará a tomar mejores decisiones.
  2. Analizar. Una vez que se haya recopilado la información, ésta debe de estructurarse en un plan de negocios internacional. Un plan de negocios es un instrumento estratégico fundamental para toda empresa. Permite, a través de la recopilación de información, elaborar estrategias y ventajas competitivas, y acciones fundamentadas para realizar o capitalizar la idea del proyecto. 
  3. Actuar. Cuando tenemos analizadas las oportunidades y amenazas, la toma de decisión es más sencilla y el riesgo es menor. Lo siguiente es poner en marcha las estrategias creadas y empezar a andar el camino de la exportación.

Hay que estar muy atentos y receptivos a lo que hay en el mundo y lo que éste trata de decirnos, así como este consejo puede servir para la vida personal, también es una base tan práctica para el mundo de los negocios, sólo es cuestión de tener la visión para adaptarlas en nuestro entorno.

Así que estén atentos, escuchen, analicen y actúen!  

1 comentario

  1. Es una actitud sabia ante la vida, y aunque en los negocios pueda sonar poco convincente, yo agregaría el hacer uso de la intuición. Buen artículo ¡Felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *