Hemos recopilado toda la información perceptible para la generación de nuestra gran idea. Ya abrimos bien los ojos y ubicamos todos los temas de nuestro interés. Además tenemos palabras, frases, dibujos y otros garabatos que plasman a rasgos generales lo que queremos emprender.

Ahora ¿qué sigue? Hay que ordenar todo eso de una manera lógica. Si no lo hacemos así, es poco probable que avancemos en nuestro trabajo.

Hagamos un repaso básico. ¿Recuerdas tus clases de primaria donde te hablaban de los campos semánticos? ¿Por casualidad llega a tu mente qué eran?

Hablar de campo semántico se refiere a un conjunto de palabras diferentes en su área pero que se relacionan entre sí entorno a una sola idea. En los campos semánticos es importante manejar únicamente palabras y no frases completas, ya que de ser así nuestra tarea se complica al punto de no saber qué es lo que buscamos.

El campo semántico parte de una palabra de la que se desprenden muchas otras. Pongamos el ejemplo de TELEVISIÓN. De ahí se desprenden palabras básicas como: medio de comunicación, tecnología e imagen.  De cada una de ellas podemos desglosar otras como: medio de comunicación -> información, noticias. Tecnología -> satélite, digital. Imagen -> cine, telenovelas, comerciales.

Si hemos de ubicar las palabras en un esquema, lo haríamos de la siguiente manera:

Cada una de las palabras mostradas anteriormente, tiene implicaciones diferentes. Lo que debemos hacer en nuestro trabajo de generación de ideas es que todas esas palabras y conceptos que teníamos en el cuaderno, puedan tener un orden lógico de lo general a lo particular.

Si por ejemplo tenemos escrita la palabra ANTENA, ¿dónde se puede ubicar ésta en nuestro mapa? ¿Tiene una antena algo que ver con los medios de comunicación? ¿Tiene algo que ver con la imagen? ¿No sería más adecuado incluirla en el rubro de tecnología?

Claro, depende de lo que busquemos, porque si nos referimos a una buena imagen gracias a la presencia de una antena, entonces la antena se volvería la palabra generadora de IMAGEN. Sin embargo, ¿cuántas palabras podemos ubicar a través de la palabra ANTENA? Para tener más palabras en este rubro ¿no convendría extender el campo de la palabra antena a la palabra SISTEMA? Al hablar de sistema ya englobamos conceptos como pantalla, control remoto, cables, enchufe y antena. Y así, regresando al objetivo inicial, de la palabra ANTENA se desprende IMAGEN, desde donde ya hemos desglosado otros conceptos. Veámoslo:

Al hacer esto, nuestro mapa habrá cambiado y hemos ampliado nuestro entendimiento de la simple y llana palabra TELEVISIÓN.

Dentro de nuestra lluvia de ideas, debemos ubicar la que más nos llame la atención, la que más destaque o a la que más podamos “sacarle jugo”. Debe ser la palabra que englobe uno o varios de los conceptos que también plasmamos en un primer momento.

Encontrando esta palabra, podemos comenzar a desglosar en un esquema semejante todos los rubros que se nos ocurran. Se vale aumentar o disminuir palabras aparte de las que ya habíamos escrito, así como elaborar uno o varios esquemas.

El uso de los campos semánticos es el inicio más básico para la ordenación de todas nuestras ideas. Posteriormente se abrirá otro campo más amplio donde podremos jugar con conceptos e ideas más elaboradas, como los mapas mentales, mapas conceptuales y cuadros sinópticos, así como otros tipos de esquemas y diagramas.

Si quieres que tu startup aparezca en think&start, deseas patrocinarnos, anunciarte o colaborar con nosotros escribiendo artículos de emprendimiento y negocios, solo tienes que enviar un correo a contacto@thinkandstart.com y contarnos cómo podemos trabajar juntos para impulsar el emprendimiento en América Latina.

 

@reginaguerrero

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *