Cuando escuchamos la palabra industria, lo primero que nos viene a la mente es una fábrica. Pero es más que solo una planta donde se realizan los productos que la compañía ha decidido distribuir para satisfacer las necesidades de sus clientes.

Una industria va a ser el grupo de compañías que ofrecen productos o servicios, que satisfacen las mismas necesidades básicas de los clientes. Los competidores de estos, son aquellos que producen esas necesidades. Por ejemplo tenemos la industria refresquera, donde las principales compañías son Coca Cola y PepsiCo. O en el de electrónica, en cuanto a las computadoras como Dell, Microsoft, HP, etc..

Recordemos que al momento de empezar a desarrollar las estrategias para la compañía, un paso importante es el de analizar el ambiente competitivo externo: oportunidades y amenazas de la industria donde se van a desarrollar. Sin este análisis, no podrán protegerse de las contingencias que pueden llegar a haber, y que pueden afectar la integridad y rentabilidad de su negocio.  

No hay que confundirse con industria y sector, ya que son cosas distintas. Un sector es un grupo de industrias muy relacionadas. Esto quiere decir que las industrias de un sector se pueden relacionar entre sí de varias formas.

También tenemos lo que son los segmentos de mercado, esto es, el tener variedad de propuestas de productos para atraer a clientes de distintos segmentos. Siguiendo con el ejemplo de la industria refresquera, Coca Cola no sólo desarrolla el refresco que todos tomamos. Saben que no toda la población la consume porque algunos prefieren menos azúcar o cuidar su peso. Entonces tenemos para esas necesidades, la Coca Cola Light o la Zero.

Cabe mencionar que llegan a haber cambios en las industrias, haciendo que la compañía llegue a un límite donde tendrá que adaptarse a esos cambios. Para evitar ser desplazados por sus clientes para irse con la competencia, tiene que adoptar nuevas tecnologías y/o procesos para mejorar su producto o realizar innovaciones en el mismo.

Ahora bien, en México los sectores que se manejan, son los siguientes: Energía, Materiales, Industrial, servicios y bienes de consumo no básico, Productos de Consumo frecuente, Salud, Servicios Financieros, Tecnología de la Información, Servicios de Telecomunicaciones y Servicios Públicos.

Estos mismos se dividen en subsectores como: energía, transporte, construcción, automóviles y componentes, alimentos, bebidas y tabaco, productos farmacéuticos, biotecnología, sociedades de inversión, medios de comunicación, entre otros.

Los subsectores se dividen en Ramos, y estos en Subramos. Si desean conocer toda la variedad que existe, visiten el siguiente link de la Bolsa Mexicana de Valores, donde podrán conocer toda esa información

Los invito a realizar un análisis de la industria donde se quieren desarrollar, identifiquen esas oportunidades que pueden aprovechar;  detecten las amenazas que pueden tener para saberlas enfrentar, y sean los mejores siempre en su industria!

1 comentario

  1. Definitivamente es necesario conocer la industria en la que te desempeñas. Individualmente, las empresas pueden ser competidoras, pero como una industria, pueden obtener beneficios como compra al mayoreo, investigación de mercados conjunta, etcétera.

Responder a Pako Kbral Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *