Pareciera que en cuanto se pasa de la universidad al mundo laboral se acaba la diversión. De estar en un salón de clases, rodeado de diversas opiniones y puntos de vista, de pronto te encuentras encerrado en una oficina o cubículo con la sensación de que tu opinión no se toma en cuenta, o que estás operando procesos y rutinas establecidas previamente por alguien más.

Insisto ¿Dónde quedó la diversión? Pareciera que las empresas han obligado a sus colaboradores a convertirse en robots dejando atrás la diversión; muchos jefes piensan que cuando la gente empieza a convivir y desarrollar ideas, maquinarán planes maléficos para deshacer la empresa.

No obstante no es así, si bien dicen que dos mentes son mejores que una, la creatividad y la interacción entre colaboradores es sumamente importante; al dar a los empleados la oportunidad de expresar su creatividad, es posible que desarrollen nuevos y mejores procesos. todo empieza por su lugar de trabajo. Por ejemplo, una oficina con muchas paredes y cámaras por doquier, no incitará a la creatividad puesto que los colaboradores se sentirán vigilados al punto que incluso se esconderán (no obstante a menos que sean posicionadas por seguridad y vigilancia de los equipos)

En cambio una oficina en donde fácilmente se pueda interactuar, con ventanas, buena iluminación, espacios cómodos, le dará un sentido de vida a la misma y un confort al colaborador. Ahora bien, si tomamos también como ejemplo las oficinas corporativas de Google, en donde se incita a los colaboradores a tener juguetes, gadgets y todo tipo de “cosas” que puedan incitarles a la creatividad, a salir de lo convencional es bienvenido; bien dicen que para crear cosas no convencionales se tienen que llevar a cabo pensando y haciendo no convencionales.

Pensemos ahora entonces, si queremos crear empresas no convencionales, ¿Qué acciones no convencionales estamos llevando a cabo para lograrlo?

En mi siguiente post exploraré más de estas ideas, espéralo.

@ceciliaeinstein

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *