Después de haber repasado en mis 2 artículos anteriores los conceptos básicos de la administración en una empresa, vuelvo a temas estratégicos y hago hincapié en las ventajas competitivas.

Anteriormente comenté sobre algunos de los elementos básicos de la ventaja competitiva, como la Eficiencia, Calidad, Innovación y Capacidad de respuesta a los clientes. Cuando hablé del segundo elemento: Calidad (Ver aquí), mencioné que uno de los atributos más importantes es la durabilidad que puede llegar a tener una ventaja competitiva. Una vez que ya has establecido esta ventaja, tienes que preguntarte cuánto tiempo te puede durar, pues tu competencia buscará la manera de tener una mejor oferta que la tuya. Los tres factores que te ayudarán a contestar esas interrogantes son: Las Barreras que impiden la imitación, la Capacidad de los Competidores y el Dinamismo general del entorno industrial.

Barreras que impiden la imitación

Estas barreras dependen de la velocidad con la que los competidores pueden imitar nuestros productos o servicios. La competencia está consciente de que su compañía es buena, genera utilidades importantes y que está bien posicionada en el mercado. Por lo cual, buscan alcanzar o rebasar a tucompañía imitando tus recursos o capacidades.

El imitar los recursos se refiere a los que son tangibles y valiosos para la empresa como edificios, plantas y maquinaria. Pero también están los intangibles que son más difíciles de imitar, como las patentes que marcan la reputación de una compañía. También se llega a imitar la mercadotecnia y conocimiento tecnológicos, y estos si son relativamente más fáciles de que imiten.

Si se trata de imitar capacidades, es más difícil, porque son la manera en que se toman decisiones y se manejan los procesos. La única manera sería contratando a personal que haya trabajado en esa compañía pero aún así, este individuo no podría saber todos las rutinas operativas y los procedimientos.

Capacidad de los Competidores

En esta parte hay dos determinantes fundamentales para que los competidores imiten rápidamente las ventajas:

El primero es Su compromiso estratégico  respecto a la manera de hacer negocios. Quienes buscan una ventaja competitiva cambian su forma de hacer negocios para buscar innovaciones. Si los competidores están demasiado comprometidos a estrategias antiguas, difícilmente podrán responder a la nueva competencia.

El segundo es Su  capacidad de absorción. Aprenden a identificar, valorar, asimilar y aplicar nuevos conocimientos; buscan siempre innovar o saben que se rezagarán frente a la competencia.

Dinamismo Industrial

¿Recuerdas las etapas del ciclo de vida industrial? Mientras una industria sea dinámica, tendrá una tasa elevada de innovación de productos, esto puede significar que los ciclos de vida de los productos pueden ser cortos y por lo tanto la ventaja será algo pasajero. Sin embargo este dinamismo tiene que llevarte a una innovación constante, sobre todo dependiente del tipo de industria en el que se encuentren; y así evitar ser rebasados por la competencia.

Es importante tomar en cuenta que estás barreras tienen que estar bien definidas, no confiarse y mantener la innovación. Ya que de lo contrario, será cuestión de tiempo para que la competencia se apresure y mejore sus productos o servicios y tenga una mejor posición en el mercado. Tienes que estar siempre un paso adelante para hacer más difícil a la competencia estar a tu nivel y así puedas mantener su posicionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *