Si creían que ya había terminado con el Modelos de las fuerzas de Michael Porter, están equivocados. Repasemos cuales son las 5 originales: Riesgo de entrada de los competidores potenciales, Intensidad de Rivalidad entre empresas establecidas, Poder de Negociación de los Compradores, Poder de Negociación de los proveedores y Amenaza de Sustitutos.

Principalmente, una de las personas que cree que se ha pasado por alto una sexta fuerza, es Andrew Grove, un ex director general de Intel. Esta fuerza es el poder, vigor y competencia de las: Empresas Complementarias. Éstas son las que venden productos complementos, o que agregan valor, a los que elaboran otras compañías que operan en una industria. Al venderse juntos, satisfacen mejor las demandas y necesidades del cliente.

prod_main_complemento (crédito: cablemas.com.mx)

Un ejemplo claro es cuando compras una computadora y viene el paquete de Office. También incluyen a los que sólo son promociones temporales como cuando en el súper compras leche y te regalan un yogurt, crema, etc. Aplica para cualquier tipo de producto o servicio, y generalmente son de la misma industria.

A mayor oferta de estos productos complementarios, mayor es el valor que tienen éstos para los clientes. También resulta mayor su demanda y la rentabilidad de la industria en la que se desarrolla. Esto gracias a una teoría económica, que gracias a sus investigaciones, enfatizan en que son importantes estas empresas complementarias para determinar la demanda y rentabilidad de una industria.

Si el número de empresas complementarias aumenta y sus productos son atractivos, se estimula la demanda, las ganancias y las oportunidades para generar nuevo valor. Por el contrario, si estas empresas son débiles, resultan ser más una amenaza para la industria.

Con esto, damos por terminado el Modelo de las 5 fuerzas de Michael Porter. Este resulta ser una herramienta importante y muy buena para aquellos directivos que buscan pensar estratégicamente. Se deben tomar en cuenta todas las fuerzas y no sólo algunas, ya que una puede afectar a las demás. El llevar un análisis de la industria los ayudará a conocer todo lo que hay más allá de su empresa. Lo que pueden hacer, mejorar, y cómo se verán reflejadas esas decisiones en las fuerzas, para obtener los resultados deseados.

Ahora si, ¡Manos a la obra y a explotar esas fuerzas!

3 comentarios


  1. Hey Leo, en ningún lado citas que todo el texto lo sacaste de el libro “Administración Estratégica. Un Enfoque Integrado” escrito por Charles W. Hill y por Gareth R. Jones.  Cita tus fuentes, no plagies.

    1. Hola MG Fernández,
      Gracias por tu aportación, te comento que sí tomo como base el libro pero tiene un título diferente. No es todo el texto como tal porque trato de explicarlo con otras palabras de manera que cualquiera pueda entenderle. Sin embargo hago lo posible para no cambiar el enfoque o esencia del mismo. Para los siguientes, pondré las fuentes para evitar malentendidos. Gracias por tu comentario! saludos!

Responder a MG Fernández Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *