Todos sabemos lo que es un líder, es la persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como jefe o guía. Son indispensables para llevar a cabo tareas de grupo aunque dependiendo del entorno es que se desarrollan este tipo de personas. Por ejemplo, en la escuela, cuando se deja un trabajo con un tema específico y con una fecha de entrega; el equipo se pone de acuerdo y uno de los integrantes adquiere el rol de líder. Ya sea de manera voluntario por la personalidad que tiene, o bien, designado por sus compañeros porque conocen su potencial.

En el ámbito laboral no es tan diferente, pero dependiendo del nivel jerárquico; puede llegar a ser no sólo una cualidad sino una característica indispensable para llevar a cabo sus funciones y tomar decisiones importantes…

Hace-falta-un-lider (crédito:titismenmos.blogspot.com)

 A continuación veremos cuales son las características fundamentales de los líderes para tener una organización de alto desempeño:

  • Visión, elocuencia y coherencia: tienen una visión clara y convincente de hacia donde va la organización, facilidad de palabra y congruencia para comunicar su visión a los demás.
  • Articulación de un modelo de negocios: se debe de tener un concepto claro de cuál es o debe ser el modelo de negocios, para que se pueda concretar la visión que se ha fijado.
  • Compromiso: mediante acciones y palabras, cumpliendo los objetivos y promover el compromiso hacia los demás empleados para ser visto como un ejemplo a seguir.
  • Estar bien informado: no basta con obtener información de las áreas de la organización. Una estrategia eficaz es ir directamente con el cliente o con los empleados que tiene trato directo con el mismo. De esta manera conocen no solo más a su gente, sino también entienden y encuentran las necesidades del mercado. 
  • Disposición a delegar y facultar: sucede en ocasiones que por ser líder, hay quienes prefieren llevar a cabo las tareas de manera independiente. El ser líder significa que también pueden delegar actividades a los demás empleados para hacer más eficaces los procesos. Al momento de delegar también les enseñan a que pueden tomar decisiones sin depender del líder, siempre y cuando se traten de actividades que solamente esa persona puede desempeñar e implementar.
  • Ejercicio inteligente del poder: el ser líder no quiere decir que no se tomará en cuenta la opinión de los demás ni que se hará lo que esa persona diga. Hay que evitar el autoritarismo y ser más democráticos. el trabajo se hace en equipo, por lo que el líder deberá comportarse como un miembro del mismo para un mejor desarrollo de ideas y de las actividades.
  • Inteligencia emocional: para ser un líder fuerte y eficaz se debe tener conocimiento de sí mismo, autocontrol, motivación, empatía y habilidades sociales. En mi próxima publicación, veremos más a fondo estos atributos psicológicos.

Con estos atributos clave, lograrán ser el líder que quieren, mejorarán en muchos aspectos. Tanto en lo laboral como en lo personal, pero sobretodo dan el ejemplo a los demás para hacer las cosas bien y que todos puedan alcanzar las metas esperadas. Cuando todos trabajan y se sienten bien con su desempeño, se logran los resultados esperados, que se alcanzaron gracias al trabajo en equipo y a la orientación de un líder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *