Recuerdo que apenas hace unos ayeres, las marcas más famosas y populares eran Coca-Cola, Pepsi, McDonald’s, Windows, Sony, entre otras. Empresas que nacieron con una visión global y que fueron creciendo para llevar sus productos al mundo. Hoy en día existen cada vez más empresas que adoptan estas estrategias de internacionalización, de manera que nos permite a los consumidores tener más diversidad y opciones.

La globalización y el intercambio comercial han generado que empresas se conviertan en globales. Esta decisión de internacionalización es de las más importantes ya que esto responde a una necesidad de crecimiento y competitividad de la empresa desarrollando productos que puedan emplearse a nivel mundial con alguna adaptación a cada mercado.

El Comercio Internacional es ese vehículo que permite a las empresas llevar sus productos al mundo, pero lo que permite que esos productos permanezcan en el mercado, son las estrategias de mercadotecnia internacional. Es importante recordar que en el contexto internacional, la empresa enfrenta distintas restricciones como son: nuevas economías, políticas y legales, cultura, geografía, finanzas, ecología, etc.

El marketing internacional tiene como fin desarrollar estrategias que permitan a la empresa competir en el ámbito internacional que es cada vez más dinámico. Para desarrollar dichas estrategias y que éstas puedan ser efectivas, se debe tener en claro:

  • Tipo de producto o servicios a ofrecer.
  • A qué clientes se va a dirigir.
  • A qué mercado.
  • Ventajas competitivas sostenibles.
  • Estrategias funcionales de cada actividad importante.

El desarrollo de la mercadotecnia internacional debe agrupar las actividades comerciales como:

  • Oferta: el desarrollo del producto/servicio. La arquitectura del branding, resaltar el valor agregado que se ofrece.
  • Investigación de mercado: información relevante sobre el mercado destino, desde la cultura, preferencias del consumidor, hasta los requerimientos y restricciones para la introducción del producto/servicio al país.
  • Comunicación: medios y canales de comunicación, contenido del mensaje y eficiencia en su transmisión.
  • Distribución: cómo y dónde se colocará el producto/servicio en el mercado. Este punto tiene que ver más con la manera de poner al alcance del consumidor la oferta. Se maneja de manera independiente a la logística del comercio internacional que va más a la actividad de importar/exportar y el despacho aduanero.

Cada actividad es importante para el desarrollo de la estrategia comercial de la empresa, pero lo que la hará exitosa es:

  • Eficiencia. Mejor utilización de los recursos.
  • Investigación. Usar más recursos en investigación y desarrollo.
  • Adaptación. La flexibilidad y la respuesta rápida al entorno cambiante.
  • Visión global. La visión crea ventajas competitivas porque siempre ven más allá de las barreras.

Las empresas que mencioné al inicio del artículo y otras tantas que actualmente son referencia mundial, vieron más allá de las barreras de la cultura, idioma, economía y políticas. Han visto las necesidades del consumidor, y otros tantos las han creado. Pero todo parte de esa visión, de observar hacia dónde vamos, a lo que queremos.

Recién inicia el 2013, que uno de nuestros propósitos sea el de tener visión que nos permita ir más allá de cualquier barrera.

Caro Navarro

1 comentario

  1. Gracias por los artículos, creo que es una gran aportación para mi desarrollo como estudiante, me decidí a estudiar Negocios online en UTEL http://www.utel.edu.mx/ Me siento muy motivada.

Responder a Mariela Álvarez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *