Credilikeme

CrediLike.me conjunta, desde su origen, el interés y habilidades de sus fundadores por temas financieros y tecnológicos. ¿El objetivo? Vincular los créditos financieros con el uso del internet.  

¿Cómo se podría conformar la financiera más rentable online?, ¿qué tipo de condiciones colaterales y prácticas de cobranza virtuales pudieran ser efectivas? En marzo de 2011, Armando Kuroda (28, LAF – ITESM), Luis Roberto “Rockio” Pérez-Aguirre (27, Economista – ITESM) y Jorge Enríquez (27, Industrial – ITESM), unieron su experiencia en desarrollo de carteras de crédito, áreas de crédito estructurado y derivados, y microfinanzas, en un proyecto que uniría todo eso con el peer to peer lending, el crowdfunding y con nuevas formas de gestionar el crédito a través de redes sociales digitales. 

Gracias al cinismo empresarial de los tres fundadores, es que CrediLike.me establece sus primeras etapas. La motivación inicial era crear algo no solo con el objetivo de perseguir ganancias y múltiplos. En ese momento los 3 tenían ya algunos años de experiencia en el sector financiero en diferentes rubros y un cosquilleo por emprender los llevó a descubrir nuevas formas de poder colectivo, conexión de pasiones, aventura, diversión con el trabajo y, sobretodo, hambre de compartir conocimientos y experiencias con el mundo sin importar cómo.

Tras un viaje a La Paz, Baja California en México, se constituyó formalmente la empresa Confianza Digital SAPI de CV SOFOM con capital propio. El largo y dinámico camino dentro de una industria FINTECH se fue vislumbrando; la compañía otorgó su primer crédito gestionado totalmente vía Facebook y acercándose en gran medida a crear una empresa de servicios financieros que transformara los bits y los bytes en dinero líquido.

Después de año y medio de operación (donde se obtuvo el know-how requerido para el sector y siendo pioneros en México), se comenzó la gestión para levantar capital semilla y llevar la empresa a una escala media que consolidara su nuevo producto: CrediLike.me, un esquema de micropréstamos para jóvenes con el colateral de la confianza de sus amigos a través de redes sociales.

Fue así como se eligieron socios capitalistas: Grupo Empresarial Kaluz de la familia del Valle, en específico el mismo Antonio del Valle, quien avaló la inversión de 1 millón de dólares para un periodo de prueba de 18 meses con metas y métricas medibles.

Con esto, Armando Kuroda fue nombrado CEO y se encargó de las operaciones; Luis Roberto dejó de lado su puesto como director en Deutsche Bank y se enfocó de lleno en el proyecto; y Jorge se convirtió en consejero activo en temas contables y de procesos.

Por ser un producto inédito, el mayor reto de CrediLike.me es el cumplimiento de su modelo de negocio dentro de un mercado de jugadores o clientes cautivos con poca o nula inclusión financiera, como es el de los jóvenes nativos digitales en México.

CredilikeME es un producto de Confianza Digital, empresa donde la visión de los cofundadores es y seguirá siendo el continuo descubrimiento de soluciones financieras para los nativos digitales o millenials, con un enfoque social y siempre adaptándose a las nuevas formas de gestionar la banca que arroje el futuro.

A la fecha, CrediLike.me ha logrado concretar una sociedad con uno de los consorcios empresariales más grandes y exitosos de México (Grupo Empresarial Kaluz),  y además ha sabido encontrar y fomentar el talento de sus colaboradores (desde el diseñador, pasando por el programador y la gente de originación y cobranza, hasta los mismos socios). Todos son parte de una unidad que fomenta las experiencias contagiosas que potencian el compromiso profesional y la participación colaborativa.

El capital humano que se ha formado (y que seguirá formándose) es el éxito de esta empresa,. A ellos se debe y en ellos deberá recaer el éxito del futuro también. Confianza Digital llegó para quedarse y hay que estar atentos que esta financiera seguirá dando de que hablar por mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *