payclip

A pesar del boom del e-commerce, la mayoría de nosotros aún realizamos la mayoría de nuestras compras de manera física. Habrá artículos que, por su naturaleza, resulte más sencillo adquirirlos físicamente que online, como los alimentos o los electrodomésticos. Pero ahora aceptar tarjetas bancarias desde tus gadgets  ya no estará reservado solo para startups de Silicon Valley; sobre esta premisa surge PayClip.

PayClip es una startup que desarrolló un lector de tarjetas bancarias que se conectan a tu smartphone o tablet para procesar pagos siempre y cuando tengas una conexión activa a internet (3G, 4G, Wi-Fi). Fue fundada por Adolfo Babatz y Vilash Poovala – ambos con amplia experiencia en empresas de comercio electrónico y sistemas de pago como Paypal y Visa. El concepto desarrollado por PayClip no es nuevo (ni pretende serlo), sino que busca dar a sus clientes dos características premium en este nicho: seguridad en las transacciones y rapidez en el procesamiento del pago.

La proliferación de los smartphones y tablets le da a PayClip una ventaja sobre otras plataformas de pago, como PayPal, pues resulta mucho más rápido pasar la tarjeta por el lector PayClip que entrar a tu cuenta de PayPal y hacer la transferencia manualmente. Para garantizar la seguridad en sus operaciones, PayClip tiene un sistema de seguridad patentado llamado cliplock, que manda un código de confirmación vía SMS al dueño de la tarjeta bancaria después de realizar una operación en el lector PayClip.

Según la AMIPCI, el comercio electrónico en México creció 43% en 2013, aunque francamente no hacen falta estadísticas para darnos cuenta de que el mercado está subdesarollado en cuanto a procesamiento de pagos electrónicos. Así que de entrada, el potencial de crecimiento es enorme, y conforme los servicios financieros tengan una mayor penetración en la población, el acceso a tarjetas bancarias también crecerá.

PayClip cobra 3.6% por transacción, pero sin tener que pagar rentas mensuales o costos adicionales. Sin embargo, los negocios o profesionistas deben considerar que ese pago tardará 2 días en llegar a su cuenta bancaria. Aunque está pensado para cualquier negocio que quiera unirse a esta revolución de pagos electrónicos y que desee ofrecer a sus clientes una alternativa segura y rápida, por su portabilidad y facilidad de operación esta plataforma es ideal para freelancers, especialmente quienes no tienen un lugar fijo de residencia.

Hoy, esta startup tiene oficinas en la Ciudad de México y en San Francisco, además de un equipo de desarrolladores en Turquía. En 2013 recibió 1.5 millones de dólares para fondear sus operaciones actuales y futuras, de inversionistas como Alta Ventures, 500 Startups y Karl Mehta.

 Si quieres conocer más de este proyecto, entra a su sitio y únete a la revolución de pagos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *