Desde Cero: Construyendo mi Red de Contactos.

En el mundo de los negocios hay pocas cosas tan poderosas como el networking. El apropiado uso y aprovechamiento de nuestras redes puede hacer que lograr un cliente, cerrar un trato o acceder a información clave sea considerablemente más fácil que haciendo uso de los medios tradicionales.

Las redes de contacto constituyen elementos importantes en casi todas las facetas de la vida de una persona; sin embargo juegan un papel especialmente importante en el ámbito profesional, ya sea para encontrar un nuevo trabajo, expandir tu negocio o iniciar una nueva empresa.

Grafico_networking

A pesar de todo, aun cuando el networking es clave en el ámbito profesional (y especialmente sensible entre los emprendedores) ¿Cuántos de nosotros realmente conocemos bien a nuestra red de contactos? ¿Sabemos quiénes son? ¿Sabemos qué pueden aportar en nuestros proyectos? y tan importante como lo anterior: ¿Sabemos que podemos aportarle nosotros a ellos?

Los expertos dicen que la mayor parte de las personas comienzan a construir sus redes de contacto cuando necesitan algo, pero pocos saben que el momento clave para construir sus redes es antes de necesitarlo y el momento para mantener esa red es, por supuesto, todo el tiempo. Sólo piensa en la cantidad de tiempo y esfuerzo que te ahorrarás en tu emprendimiento si tienes una red fuerte, que te conoce y confía en ti VS el tiempo que te tomará construirla llegado el momento de requerir algo.

Entre muchos beneficios, el networking ofrece 3 ventajas únicas: Información privada, acceso a un conjunto diverso de habilidades y poder, si, poder.

Imagínate a ti emprendiendo: A través del networking podrías acceder a información clave de la industria, clientes, proveedores, etc. No sólo información que es pública en la red y a la que todos acceden, por lo tanto menos competitiva, sino información clave y que se mueve en círculos determinados. Información útil para la toma de decisiones y movimientos estratégicos en tus proyectos.

Ahora imagínate construyendo a tu equipo de trabajo: Toda tu experiencia, tiempo en la universidad y trabajos o proyectos previos te han revelado a una gran cantidad de personas con características única. Personas que potencialmente pueden convertirse en los elementos ideales para tu proyecto por sus habilidades, pero sobre todo, porque confías en ellos, los conoces.

Por último: Poder. Es probable que tu red de contactos no contemple a ejecutivos top con los cuales puedes hacer negociaciones directamente, pero recuerda que las redes de contacto tienen conexiones entre sí, por lo tanto, las personas que están en tu red a su vez tienen contactos que te pueden acercar a especialistas en el campo que te interesa o conectarte con otros individuos con información ampliamente útil. El poder se da en muchos sentidos, la información y el conocimiento son unas de las más importantes formas de poder.

Ahora que la necesidad de hacer networking es clara, pasemos al punto más importante:

¿Cómo construir nuestra red de contactos?

Un ejercicio muy útil para identificar a tu red de contactos, de entre el universo de personas que conoces es tan sencillo como hacer una lista con 3 columnas:

  1. Comienza por anotar el nombre de las personas más importantes de tu red. Un contacto importante es una persona en la que confías para el intercambio de información importante o privada, por ejemplo: profesores, antiguos compañeros tuyos que ahora tienen posiciones importantes en empresas o tienen buen conocimiento de alguna industria, socios de trabajos anteriores o actuales, jefes de tus trabajos anteriores, o incluso clientes. Si buscas bien, te darás cuenta de que entre tus contactos hay personas ampliamente valiosas para ti, con la que conviene estrechar lazos.
  2. Mientras haces esta lista piensa que tipo de información intercambiarías con ellos, la fortaleza de tu lazo con cada uno y los beneficios mutuos entre ambos. Saber que puedes obtener de cada persona en tu red de contactos te ayudará a aprovechar mejor a tus redes y a integrarlos entre ellos, pero también te ayudará a identificar quiénes son tus contactos más confiables y con quiénes debes comenzar a fortalecer lazos.
  3. Una vez que conoces a tus contactos y sabes cómo interactuar con ellos, piensa como los conociste, si los conociste por ti mismo o si alguien más te los presentó, escribe esto en la segunda columna. Esto te ayudará a encontrar a tus «brokers» o superconectores, es decir personas que te han presentado a más de una o dos personas de tu lista de contactos clave y que, potencialmente, te pueden involucrar en nuevos círculos. Esto también te revelará lo esencial que eres para otras personas para acceder a nuevas redes.

Ahora que conoces a tu red de contactos, estrecha lazos y cultiva la relación con ellos, recuerda que la base de las relaciones en los negocios es la confianza: Nadie se relacionará con quien no confía y nadie confiará en quien no conoce; pero también genera beneficios mutuos entre ambas partes, el networking no es sólo acerca de que puedo obtener de mi red, sino también que es lo que la red puede obtener de mí.

Pero ese tema, el fortalecimiento de los lazos en el networking será tópico de otro artículo.

¡Ahora sal y aprovecha tu red o comienza a construir una! Nunca sabrás de que forma una persona que conociste ahora podrá ser «útil» para ti en un futuro.

Colaboración: José Manuel Reyes

Imagen: cookieshq.co.uk/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *