Peor aún que una Empresa Fantasma es una Empresa Zombie. Todos recordamos aquella escena de la película Sexto Sentido donde Bruce Willis intenta llevar una vida plena; incluso en una escena quiere llevar a cenar agradablemente a su esposa y desarrollar aún más su carrera profesional, sin notar que realmente nada va a servir de mucho porque … está muerto. Algo así sucede con algunas “empresas” que siguen operando a pesar de que debieron haber muerto hace tiempo.

La decisión de cerrar una empresa nunca es fácil; como emprendedor siempre vas a luchar por mantener tu creación con vida. Cerrar significa aceptar que fallaste, y esto a la mayoría de los emprendedores nos llega a lo más profundo de nuestro ego.

Todos quienes hemos emprendido, experimentamos dos momentos clave para la existencia de nuestros emprendimientos. El primero es la fase cucaracha; se trata de sobrevivir sin importar la forma. Oh sí, todos hemos bebido de esa agua. La segunda fase, y que no todos alcanzan es, quitarse el miedo, afrontar la realidad y acabar con todo aquello que no está funcionando. La mejor forma de hacer esto es preguntarte y evaluar qué tanto valen tus horas, días, semanas y meses invertidas. ¿Vale la pena convertirte en una especie de Superman emprendedor para salvar algo que probablemente no está funcionando? Solo tú sabes la respuesta.

Aquí te van algunos tips para saber si tu empresa es todo un muerto viviente:

  • Te cuesta trabajo levantarte por la mañana

  • Te da miedo hablar en público sobre lo que eres y lo que haces

  • No has crecido un 10% cada semana con respecto a la semana anterior (ventas, ingresos, visitas a tu web, o cualquiera que sea tu métrica)

  • Llevas más de un año trabajando una idea que no has implementado aún.

  • Eres el Director General y debido a tu apretada agenda tú no tienes que involucrarte en el trabajo. Eso lo hacen los empleados.

  • Contratas consultores para hacer sofisticados estudios de mercado, análisis y propuestas cuando tu empresa no alcanza ni siquiera 10 empleados.

  • Estás leyendo esto y estás sintiendo ganas de llorar.

¿Te sentiste identificado? Tu mejor opción es empezar a tomar decisiones más radicales. El tiempo es el más valioso recurso no-renovable que tenemos.

Mientras sigamos vivos, somos lo que creamos.

@geekmnasio

Facebook.com/Geekmnasio

Responder a Julián Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *