El cerebro no es un vaso por llenar, sino una lámpara por encender -Plutarco

Me encanta pensar que los seres vivos somos como velas con voluntad que van iluminando los cachitos del mundo que nos rodea. Si nos miramos con detenimiento, nuestra vida se asemeja mucho a la de una vela. Una vela tiene un combustible que, al consumir oxígeno, ilumina su entorno. Nosotros también, en cierto sentido, tomamos de la naturaleza un combustible y quemamos el oxígeno que captamos a través de nuestros pulmones para poder ejercer nuestra voluntad en un extenso campo de de libertad.

A veces creemos que seremos más sabios mientras más llenemos el vaso vacío de nuestro cerebro, con conocimientos de muchos tipos. Sin embargo, una vez escuché una definición de aprendizaje que decía que aprender no es más que hacer en nuestro cerebro el vínculo entre algo que conocemos y algo que desconocemos pero que ya existe, algo nuevo. Así, cuando tenemos una gran idea o cuando comprendemos algo que no comprendíamos decimos que “Se nos prendió el foco” y nos hace felices haber descubierto algo que para nosotros era desconocido.

La vida es un constante descubrir cosas que están ahí, que siempre han estado. Soluciones que la naturaleza ya tenía diseñadas desde el comienzo de la eternidad y que nosotros tenemos la obligación de develar para mejorar día con día el funcionamiento de la humanidad.

Cuando le preguntaban a Miguel Ángel cómo sabía cuándo detener el cincel en sus esculturas para que quedaran perfectas, él respondía: “Es fácil, me detengo cuando les toco la piel”.

En este sentido quiero dejar un mensaje de esperanza. No importa qué tan graves sean los problemas por los que atraviesas, ten la seguridad que la solución a ellos está ahí, esperando a que la descubras.

Amigos les recuerdo que cada mes imparto un taller de Aprendizaje Instantáneo. Y ofrezco algunas becas para mis lectores. Parte de los ingresos sirven para mantener este blog.

Pide una beca en http://thinkandstart.aprendizajeinstantaneo.com

Luis Díaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *