confianza

Construir una fuerte confianza hacia ti mismo puede ser una tarea bastante complicada. Esto se puede ver reflejado en la forma en que socializas, trabajas o invitas a alguien a salir. Y a veces puede que no afecte mucho, pero en el mundo empresarial siendo emprendedor y líder, la confianza no es una elección. Es necesaria para crecer.

Y primero, hay que aclarar que la confianza es una emoción, así como la felicidad, la tristeza, el coraje. Esta puede ser moldeable, ya sea de manera positiva o negativa. Las situaciones de la vida van alterando dicha confianza, pudieron haberte ocurrido eventos que fueron hundiendo tu confianza inclusive si no fueron en el mundo de los negocios. Este efecto negativo en tu confianza repercute en tu desempeño emocional y profesional.

Como emprendedores debemos estar en las óptimas condiciones emocionales e intelectuales. Por eso hoy te comparto algunas cosillas que podrías hacer para mejorar tu confianza:

1.- Deja espacio para crear. La confianza viene de motivarte a ti mismo, a través de hacer algo “cool” o satisfactorio. Y para hacer algo así, necesitas de un tiempo para realizarlo. Idealmente cada día a una cierta hora. Puede ser como hacer una llamada, cerrar un trato con un nuevo cliente o inclusive salir con alguien que te gusta. Tienes que aprender a hacer cosas que te den satisfacción aunque te provoquen nervios.

Si no puedes destinar mucho tiempo para una actividad que te haga salir de tu zona de confort, aprovecha cualquier instante, ya sean 15 minutos, para poder realizar algo emocionante o fuera de la rutina.

2.- Pasa tu tiempo en donde puedas brillar. El trabajar y esforzarte constantemente en cuestiones en el que no eres realmente excelente trae recompensas magníficas. Pero trabajar en tus fortalezas o en lo que eres bueno es el camino más corto para hacer cosas extraordinarias. Si te da resultados y posees una pasión, es probable que seas bueno en eso. Hazlo más seguido.

3.- Ten cuidado con tus redes sociales. Hace un tiempo se pensaba que la adopción universal de las comunidades virtuales y la tecnología social traerían una mayor colaboración y podría acercarnos más el uno del otro. Pero las personas empezaron a utilizar las redes sociales como cualquier otro medio de comunicación en la historia: para quejarse, culpar, atacar, y avergonzar.

Nada de esto ayuda a tu confianza. Cuando te encuentras en una racha de confianza, considera alejarte un poco de las redes sociales mientras te concentras en actividades más positivas.

4.- Mídete contra a ti mismo. Cuando midas tus logros, no lo hagas contra un ideal o tu ídolo. Es muy probable que llegues a superar todas las cosas que tu ídolo alguna vez logró. ¿Pero eso te hará sentir bien? No, porque tu enfoque cambiará a algo que está fuera de tu alcance. Compárate con base en dónde has estado. Compara lo que has hecho este año con lo que hiciste el año pasado, o hace cinco años. Fíjate en el crecimiento y las mejores que has logrado, no en lo que otros han hecho.

5.- Asegúrate de sonreír. Hace tiempo vi una plática de TED impartida por Amy Cuddy, donde habla sobre cómo nuestro lenguaje corporal no solo cambia como otros nos ven pero también como tú te ves. Lo más sencillo que puedes hacer para sentir confianza es sonreír, especialmente cuando tu autoestima está baja. Inclusive en las circunstancias más estresantes, sonreír puede poner a todos alrededor de ti, incluso a ti, más relajados.

Aquellos que son audaces y posean la confianza en sí mismos son aquellos que aseguran las reuniones y las nuevas oportunidades de negocio. Asegúrate de que seas tú, no tu competencia.

Imagen de MNSkumar´s en shutterstock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *