Como les comenté en mi post anterior sobre generación de ideas, existen estilos y técnicas que están a nuestro alcance para facilitar el proceso de innovación. Dentro de dichas técnicas, existe la modificación, y en el post de hoy me dedicaré a contarles un poco más acerca de ésta.

En pocas palabras, la modificación es una técnica que se refiere a perfeccionar y hasta optimizar lo que ya está creado, en cierta manera, puede verse como una de las técnicas “sencillas” por partir de una idea o concepto previamente creado. En este sentido, el proceso creativo no es uno como tal si no que es más bien un proceso de innovación. Sin embargo, es importante destacar que no es necesariamente un método más sencillo pero sí más metódico, por lo que es aplicable al estilo de persona que quiere tener o crear un esquema y asimismo conocer el proceso a seguir a la hora de innovar.

El primer punto importante de la técnica de modificación es que no se trata de “inventar el agua tibia”. Se trata básicamente de tener un conocimiento de lo existente y que ya ha funcionado, usarlo como base y perfeccionarlo. El segundo punto viene de la mano a lo que es “perfeccionar”, y se concentra en la atención a los detalles justamente en aras de mejorar lo que ya existe.

Finalmente, el tercer punto es tener claro las ventajas y desventajas de adoptar este estilo. En lo que a ventajas se refiere, es importante tener en cuenta que la modificación como estilo de innovación no parte de cero, en segundo, por lo mismo, motiva a tener resultados de manera relativamente rápida, y finalmente, promueve el cambio (de la idea inicial a una versión 2.0, por llamarla de alguna forma).

Por otra parte, este estilo tiene desventajas (por lo que les hablaré de los otros tres en las próximas entregas). La primera es que, por sus características propias, limita o simplemente impide el proceso creativo. La segunda es que no cuestiona los supuestos de la idea inicial (que bien pueden estar equivocados) y la última es que, si bien lleva a cambio, éste no va a ser radical porque es simplemente  modificar.

Ya para terminar, les quiero dejar un ejemplo de modificación a través del siguiente video sobre la historia de Levi Strauss, creador de los famosos jeans. El se dio cuenta que los pantalones de lana que utilizaban los obreros no eran lo suficientemente resistentes para los trabajos duros, así que se le ocurrió, partiendo de una idea existente por siglos (el pantalón), crear uno de material más resistente y teñido para llevar dicha tarea. Está disponible en el siguiente link.

@kevynathalie

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *