Mercados Financieros: La Bolsa de Valores

Mercados Financieros: La Bolsa de Valores

Resultaría común pensar que lo primero que viene a la mente cuando alguien dice “Bolsa de Valores”, es visualizar a mucha gente desesperada gritando que quiere comprar o vender acciones. En cierta medida algo de verdad tendrá eso, pero alguna vez te has preguntado por qué a las Bolsas también se les dice mercados, o simplemente ¿qué actividades se desarrollan en esos lugares?

La Bolsa de Valores se puede definir como el lugar donde se efectúan operaciones de compra y venta de instrumentos financieros, como pueden ser las acciones, bonos, pagarés, papel comercial, certificados y demás instrumentos de inversión.

El principal objetivo de estas operaciones es proporcionar recursos financieros a una entidad (pública, gubernamental o bancaria) denominada emisora, cuya operación queda asentada a través de una transacción con algún interesado, llamado inversionista. El inversionista al dar su dinero y compartir el riesgo con la entidad emisora, recibe un rendimiento o premio. El tercer actor involucrado es el intermediario financiero, quien es el responsable de proporcionar asesoría y orientación a los inversionistas para elegir las mejores opciones para invertir.

Las empresas, instituciones bancarias o incluso el gobierno, emplean este tipo de herramientas para hacer frente a gastos presupuestados al desarrollar un proyecto. Por ejemplo, una empresa automotriz está decidida a abrir una nueva planta en otro país. El capital requerido para poner en marcha dicho proyecto es de $40,000,000 USD. Es muy factible que la empresa no cuente con la liquidez suficiente, porque además necesita recursos para continuar con su operación. Es por ello que decide emitir “deuda”, es decir, las personas interesadas pueden invertir el monto que deseen y al término del plazo estipulado, recuperarán tanto el dinero invertido como un interés.

Como se puede apreciar en el ejemplo, las empresas que participan en las Bolsas de Valores, cuentan con una opción adicional para financiar nuevos proyectos. Sin embargo, para que una entidad pueda participar es necesario que cumpla con una serie de obligaciones como la presentación de estados financieros trimestrales y se encuentren dictaminados, contar con prácticas de gobierno corporativo, mantener un mínimo de capital, entre otros. Esto es con la finalidad de proteger al inversionista, otorgándole información real para que tome una decisión sobre los instrumentos de inversión.

Participar como empresa emisora o inversionista, es una decisión que no se debe de tomar a la ligera, ya que el incumplimiento en las regulaciones puede generar sanciones y multas. En el caso del inversionista, una mala decisión o el no contar con la información suficiente puede ocasionar pérdidas significativas.

En futuras publicaciones se definirán los diferentes instrumentos de inversión, los tipos de mercados, sus diferencias y características.

Si quieres vivir un poco la experiencia de cómo es la dinámica en el mercado de valores,  en este  link se encuentra un simulador en el que puedes comprar y vender acciones con información en tiempo real.

¿Qué más te gustaría saber de las Bolsas de Valores?

@aortegaher

No hay comentarios.

Agregar comentario


7 − = dos