Direccionando Personas I

Las personas como los sistemas, están destinados en su estado natural a la entropía, al caos; sin embargo, siendo de igual forma seres con el don de la razón, con un poco de dirección pueden lograr grandes cosas.

En esta serie de artículos, hablaremos de 10 estrategias para dirigir a las personas, mejor conocidas como las diez R’s en la dirección de personas:

  1. Reclutamiento
  2. Recibimiento
  3. Responsabilidad
  4. Retos de equipos
  5. Respeto ético
  6. Relaciones laborales
  7. Reconocimiento
  8. Reciclaje
  9. Replanteamiento constante
  10. Retención del talento

Reclutamiento

Es la primera fase de la persona hacia la empresa; el primer paso es el conocer el proceso de reclutamiento, el tenerlo detallado paso a paso es básico para el éxito del mismo.

El primer paso para el reclutamiento es el análisis del puesto, tanto por el solicitante como por el reclutador, es muy común que al tener una requisición ésta recae enteramente a discreción de recursos humanos quienes pueden no estar enteramente familiarizados con el mismo. Las fases más comunes del proceso a seguir son las siguientes:

  1. Contactos personales (recomendaciones)
  2. Contratación de una empresa (tercerización o outsourcing)
  3. Obtención de curriculums
  4. Pruebas psicotécnicas
  5. Entrevistas
  6. Dinámicas de grupo

Una vez que se tienen candidatos lo más importante a considerar es:

  1. Formación
  2. Experiencia profesional
  3. Idiomas
  4. Paquetes informáticos
  5. Grado de inteligencia
  6. Personalidad
  7. Conocimiento e interés en la empresa
  8. Salud
  9. Actitudes (Liderazgo, trabajo en equipo, gestión de proyectos, adaptación al cambio).

El talento para un puesto no viene solo, es por ello que se debe buscar; el objetivo no es exactamente encontrar al mejor sino encontrar al más adecuado para ese puesto. Para esto, se debe tener la combinación perfecta de edad, formación, experiencia, conocimientos y actitud.

Los canales de búsqueda de talento más importantes son:

  1. Contactos personales
  2. Headhunters
  3. Referencias de empleados
  4. Anuncios
  5. Página web de la organización
  6. Bolsas de trabajo
  7. Bolsas de trabajo universitarias
  8. Ferias de empleo
  9. Oficinas de empleo
  10. Asociaciones empresariales
  11. Cámaras de comercio
  12. Programas de training
  13. Contactos internacionales

Ahora bien, es importante detectar el tipo de personas demandadas para puestos estratégicos; es importante buscar las siguientes características:

  1. Liderazgo
  2. Entendimiento de las reglas del mercado (servicio al cliente, cultura del cambio, movilidad, multiculturalidad)
  3. Forma de trabajar adecuada (practicidad, predisposición, trabajo en equipo, flexibilidad).

Contrato laboral y contrato psicológico. Una vez que se ha elegido a la persona, se debe firmar el contrato laboral; este es entendido por todos: la oferta laboral de la organización hacia el individuo. El incumplimiento del mismo termina en la disolución de la relación laboral.

El contrato psicológico no se firma, se toma por entendido, pero su incumplimiento tiene repercusiones nocivas para la empresa y para el individuo, en este rubro se combina: trabajo más lealtad; buen trato más respeto.

@ceciliaeinstein

1 comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *