Primera Habilidad. La habilidad de habilidades, aprender a aprender.

Hay un dicho en inglés que dice: Old dogs don’t learn new tricks. Es decir: los perros viejos no aprenden trucos nuevos. No estoy de acuerdo con ese dicho.

Todas las personas tenemos una gran capacidad para aprender. Innata. Natural. Se dice que todo el tiempo aprendemos algo.  Incluso en su ensayo, The Late Bloomers, Malcolm Gladwell, nos da una cátedra de cómo confundimos genialidad con precocidad y que grandes genios alcanzaron su brillantez pasados los 60.

El problema no es que mientras más envejezcamos aprendamos menos. El problema es que continuamente dejamos de ser humildes. Llegamos a pensar que sabemos todo. En nuestro cerebro, en nuestra mente, vamos configurando un mapa que nos hace actuar de formas que muy posiblemente, limiten nuestro aprendizaje. Ese mapa hace que pequeños charcos, se conviertan en profundos abismos, que planas colinas las convirtamos en montañas empinadas, que suaves flores las percibamos como cuchillos asesinos y que las oportunidades las veamos siempre rodeadas de dragones de mil cabezas que nos impiden alcanzarlas.

Pero eso se llama: FALTA DE HUMILDAD. Pensar que somos tan importantes que no debemos esforzarnos, que somos tan frágiles, que no queremos equivocarnos o que no queremos lastimarnos porque: pobres de nosotros, NO QUEREMOS SUFRIR, o que somos tan sabios y experimentados que YA LO SABEMOS TODO. Pero todo el truco para “aprender a aprender”, radica en la humildad, en reconocer que no lo sabes todo y en saber que te puedes equivocar: NO IMPORTA LA EDAD QUE TENGAS.

Por un momento, deja de pensar que lo sabes todo y pregúntante ¿estoy donde quiero estar? Si la respuesta es negativa entonces: es el momento para que llegue un maestro. Evalúate con sinceridad y reconoce qué habilidades necesitas adquirir o, mejor aún, que habilidades requieres de una persona o un grupo de personas para que te puedan complementar.

Recuerda que no lo sabes todo y que si aún no llegas a donde quisieras llegar o a donde deberías llegar, es porque: tienes que aprender.

Amigos les recuerdo que cada mes imparto un taller de Aprendizaje Instantáneo. Y ofrezco algunas becas para mis lectores. Parte de los ingresos sirven para mantener este blog.

Pide una beca en http://thinkandstart.aprendizajeinstantaneo.com

Luis Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *