crowdtianguis

Crowdtianguis: Malala Academia, Cambia La Educación

Si ya estas siguiendo a Unreasonable Institute de México, entonces sabrás que ya tienen a sus seleccionados para entrar al programa de aceleración pero que están en el reto final de conseguir $70,000  en la plataforma de Crowdtianguis para poder entrar al instituto y estar un paso más cerca de desarrollar su idea de negocio.

Think&Start en colaboración con Unreasonable México, te presentará cada uno de los proyectos que está concursando para que los conozcas y que juntos podamos ayudarlos a cumplir ese reto final de entrar al instituto y cambiar el curso de la historia.

Entrevistamos al décimo segundo emprendedor irrazonable: Malala Academia.

malala4

¿Qué es Malala Academia? Malala Academia es un centro comunitario que trabaja con el objetivo de empoderar a niños y  adolescentes en condiciones vulnerables a través de la educación y la práctica de artes marciales.

Proveemos a los niños Malala con computadoras, acceso a internet y con maestros calificados para facilitarles un mayor aprovechamiento escolar. Y, a través de la disciplina, valores y empoderamiento que ofrecen las artes marciales, forjamos habilidades sociales que les permitirán alejarse de situaciones de riesgo como las drogas, alcohol y delincuencia que truncan su futuro y limitan su potencial.

Estamos convencidos que la mejor apuesta por un futuro mejor es la educación, así que si los niños y jóvenes se mantienen en la escuela con un buen aprovechamiento y forjan su carácter para hacer frente a las dificultades que se les presenten, estamos seguros que el día de mañana podrán ser y hacer todo aquello que ellos quieran ser!

malala¿Qué problemática están atacando con su proyecto? Malala Academia se ubica en una de las colonias con mayor índice de delincuencia juvenil y marginación de la ciudad de Culiacán. De forma que desde un enfoque preventivo, buscamos disminuir los índices de violencia, delincuencia y drogadicción que merman las oportunidades de vida de los niños y jóvenes.

Otro punto importante es que a la par trabajamos por la permanencia escolar y el alto rendimiento y aprovechamiento escolar de nuestros alumnos.

¿Por qué es innovador su proyecto a comparación de otros centros comunitarios?malala3 Consideramos que la mayor innovación es que hemos buscado un modelo de intervención social autosustentable a través de la generación de ingresos en dos sentidos; por un lado, Malala Academia opera como gimnasio normal para tomar clases de artes marciales y acondicionamiento físico pagando una mensualidad, y por otro lado, nuestro programa Sudando por un futuro mejor, como sistema de becas, las personas con interés en apoyar a un niño o a un adolescente, cubren el costo de su mensualidad para que ellos ingresen a la Academia.

Se trata de niños y jóvenes  de escasos recursos que no cuentan con los medios para cubrir la mensualidad y altamente vulnerables a situaciones de violencia, drogadicción, deserción escolar e incluso muchos de ellos ya presentan rezago educativo. Esto nos lleva al segundo punto de innovación, que consiste en el esquema de participación y corresponsabilidad de los niños y jóvenes que participan en el programa.

Sudando por un futuro mejor se basa en un modelo que permite que los alumnos intercambien horas de entrenamiento en artes marciales por horas de estudio. Por cada hora de estudio o tareas realizadas en la academia, los alumnos reciben una hora de entrenamiento en diversas artes marciales como jiujitsu brasileño, Lima Lama, MMA o incluso acondicionamiento físico. Este esquema de trabajo permite que cada tarde, niños, niñas y jóvenes se concentren en Malala Academia y tengan acceso no sólo a un espacio recreativo que les permite ejercitarse y mantenerse activos, sino de ser miembros de una comunidad que promueve una forma de vida sana, responsable, basada en disciplina y valores, que exige lo mejor de ti mismo cada día, que te mantiene en la escuela y refuerza la educación.

De esta forma basamos nuestro trabajo en un esquema autosustentable donde generamos nuestros propios ingresos para que Malala Academia tenga vida propia y pueda ser una fuente de empleo formal para personas con vocación social. Y a la vez nos basamos en un modelo participativo y corresponsable donde nosotros proveemos herramientas y facilitamos procesos de cambio en los niños y jóvenes, y al mismo tiempo, cada uno de ellos va forjando su propio futuro con base a su esfuerzo, dedicación y compromiso.

malala2¿Qué impacto ha tenido Malala Academia en la sociedad? En 6 meses de operación hemos alcanzado 160 beneficiarios, de los cuales 70 se encuentran totalmente becados por padrinos/madrinas comprometidos con el proyecto. Nuestro trabajo se observa primeramente en los cambios y actitudes positivas de los alumnos, que van desde la presentación e higiene personal o su forma de hablar, hasta el comportamiento en la escuela y en el hogar. Por ejemplo, hace poco visitábamos una escuela cercana donde más de la mitad del salón de 5to. año es alumno en Malala Academia y la maestra de grupo nos comentó lo diferentes que veía a los niños: más participativos, disciplinados y responsables. Una maestra sumamente contenta con los resultados.

Otro impacto fundamental es que poco a poco Malala Academia se ha ido asentando y tendiendo relaciones de confianza y reciprocidad con la comunidad. Nuestro mayor impacto hasta ahora sería el capital social generado alrededor de la colonia donde trabajamos.

No sólo nos ubican en la colonia por el nombre, sino que cada tarde, gente se reúne  en nuestras puertas a ver los entrenamientos y actividades, nuestras puertas siempre están abiertas y todos son bienvenidos sea a ver o entrenar. Padres y madres de familia se acercan cada semana por recomendaciones de conocidos o maestros para pedir informes e inscribir a sus hijos, la voz va corriendo por si sola. También contamos con un grupo de madres de familia, las Mamás Malala, sumamente comprometidas, activas y dispuestas a colaborar en lo necesario. Un apoyo  invaluable,  muestra de los frutos que ellas mismas observan en sus hijos/as. Y por último, entre los niños y jóvenes, se ha sembrado el espíritu Malala pues ser miembro de la Academia es símbolo de orgullo y compromiso.

Por todo esto y mucho más, confirmamos cada día que Malala Academia se ha convertido en un punto de reunión y convivencia para muchas familias, un centro comunitario que ha logrado ganarse la aceptación y confianza de la comunidad. ¡Llegamos para quedarnos!

¿Quieres fondear este proyecto? Puedes conocer más de ellos entrando a su perfil en la plataforma del Crowdtianguis aquí, es muy sencillo y puedes aportar de diferentes formas. No olvides compartir la nota para que más gente sea parte de este movimiento y apoyemos a estos emprendedores a seguir haciendo un impacto social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *