Decisiones difíciles

Decisiones difíciles, ¿desayunar cereal o dona de chocolate?

Hoy quiero compartir contigo emprendedor un vídeo que me ayudó a tomar decisiones difíciles de una forma más fácil.

Muchas veces en mi vida laboral, y personal, me había enfrentado a elegir una opción, y sólo una, de varias alternativas posibles. Como por ejemplo, dejar un empleo “seguro” por vivir una aventura de voluntariado en el extranjero, o decidir si quedarme en el mismo empleo o cambiarlo. Hasta hace un par de semanas había considerado éstas, como unas cuantas de las muchas decisiones difíciles que había tomado en mi vida.

Buscando en Internet y queriendo encontrar respuestas a mis plegarias que me ayudaran a con una decisión “difícil” que tenía que tomar, me encontré con éste vídeo en TED que me ayudó a entender que esa decisión, y muchas otras, realmente no eran tan difíciles; escuchar a la filosofa Ruth Chang decir “si tan sólo Dios o Netflix me enviaran a DVD con mis dos posibles carreras futuras, las compararía lado a lado y vería cuál es mejor y así la elección sería más fácil”; me hizo adoptar la idea de que es posible que las dos, o las muchas opciones que se tengan, sean igual de buenas, o no, y que lo importante es el poder de crear razones propias del porqué elegir una opción, la propia.

Fue interesante hacer un análisis sobre cuantas razones externas he buscado cuando tengo que tomar una decisión y como éstas se han basada en las razones internas, esas que me permitieron atesorar lo elegido como mío y de nadie más, ya que esas razones me han permitido seguir siendo yo misma y contar la historia de mi vida a mi manera.

Espero que disfrutes el vídeo y no vuelvas a enfrentarte a “decisiones difíciles” en tu vida.

Feliz emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *