¿Cómo elegir el Ejercicio Ideal para una Dinámica Efectiva?

Al trabajar en equipo, nos encontramos constantemente con factores del desempeño que debemos reforzar o situaciones que deben ser solucionadas para trabajar con efectividad. Mismas que podemos identificar al calificar las fortalezas y debilidades del equipo como lo vimos en el artículo anterior. Una vez realizado el análisis, utilizaremos esa información para elegir el ejercicio adecuado de acuerdo a las necesidades del equipo.

Los ejercicios se clasifican de acuerdo a los siguientes factores:

  • Por los objetivos que persiguen
  • Por el tamaño del equipo
  • Por su complejidad
  • Por el tiempo de aplicación
  • Por la estrategia
  • Por el nivel de actividad física que requieren
  • Por el escenario y espacio

Por sus objetivos y de acuerdo a lo detectado en el equipo pueden clasificarse por ejemplo como:

  • De Iniciación (Ice Breakers)
  • De Activación
  • De Análisis General/Resolución de Conflictos
  • De Cohesión/Integración
  • De Comunicación
  • De Conocimientos
  • De Creatividad
  • De Liderazgo
  • De Organización y Planificación
  • De Participación
  • Para el Desarrollo de Habilidades / Pensamiento Lateral
  • De Relajación

Sin embargo, con base a lo anterior nosotros podemos crear nuestra dinámica para el equipo según el tema a reforzar, el número de integrantes con el que contamos, los espacios, materiales, recursos, tiempo, etcétera de acuerdo a nuestra situación actual.

Sólo es importante que el ejercicio vaya enfocado al tema que se desea reforzar o mejorar.

A continuación veamos un par de ejemplos.

 

PRIMER EJEMPLO:

Ejercicio para cohesión de grupo en momentos de conflicto por relaciones humanas.

Objetivos del ejercicio: Evaluar la confianza y cohesión grupal.

Lugar: Salón o campo abierto

Instrucciones:

  1. Motivar y comentar la importancia de evaluar.
  2. Quien coordina la reunión muestra un gráfico o dibujo explicando la desunión, unión, conflicto y acomodación, muestra luego como en cualquier grupo siempre existe algo de tensión que puede afectar mas la unión o la acomodación o ambas, pide a los participantes pintar el mapa del grupo y colocar el espacio de tensión en donde crea que mejor podría quedar.
  3. Cada participante explicará por qué puso ese sitio de tensión y el problema que encuentra en el grupo.
  4. Se da una explicación sobre cada uno de los puntos tenidos en cuenta y se detectan los principales problemas de grupo.

SEGUNDO EJEMPLO

Otra dinámica titulada “El Árbol” es para equipos que no tienen los suficientes datos sobre la realidad de una situación a resolver:

Objetivos del ejercicio: Clasificar los datos que se poseen y analizar cuáles son las posibles causas del problema para la posterior toma de decisiones.

Lugar: Salón o campo abierto

Instrucciones:

  1. Dibujar un árbol por grupos y poner en la raíz causas particulares que engendran la situación, el tallo causa central, y las ramas las consecuencias.  
  2. Plenaria: comparar sobre todo los tallos y discutir sobre las causas estructurales.

Así como estos ejercicios nosotros podemos inventar o crear diversas dinámicas basándonos y considerando como más importante para hacerlas, el análisis del equipo y el trabajo, podemos utilizar situaciones hipotéticas para recrear situaciones y sus soluciones.

¿Cuál ha sido el ejercicio que mejor te ha funcionado para resolver una situación con tu equipo de trabajo? Compártenos tu experiencia.

—-

@Elenaricoortiz

 

Fuentes:

–          Salas Inés. Creación de Equipos. (2007). Organización Mundial de la Salud: Ginebra.

–          Pagina web: Colección de 61 dinámicas – Club Domingo Savio


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *