arropa chile

Arropa Chile, entrega creativa de ropa a comunidades

Bien es sabido que existen los compradores compulsivos, aquellos que sin importar si tienen suficiente dinero o no, en cuanto ponen un pie en una tienda, terminan gastando con o sin planeación por su necesidad de poseer algo nuevo.

Más se da el caso con la ropa y cuántas veces no nos ha pasado por la mente: “¿realmente la volveré a utilizar?” A lo mejor esa prenda que nos compramos, no siempre es garantía de que la volveremos a utilizar ya sea porque no nos gustó tanto o porque ya no nos queda.

Entonces es cuando decidimos regalarla, pero ¿cómo asegurarnos que está llegando a la gente correcta o que está en buenas condiciones para donarla? En Think&Start platicamos con Felipe Cortés acerca de Arropa Chile, sigue leyendo para conocer esta startup social en Chile.

Este proyecto nace de una experiencia personal del equipo, quienes nos comentan: “Nos dimos cuenta de la gran cantidad de ropa en desuso que tendemos a juntar en nuestras casas sin darle una segunda utilidad. En Chile no existe una forma de reciclaje textil, de los pocos puntos limpios que hay en las ciudades ninguno aborda el desecho textil y con relación a las donaciones de ropa estas se hacen la mayoría de las veces en situaciones de catástrofe, lo cual viene a validar una de nuestras hipótesis, que dice que la gente no siempre dona con fines altruistas sino más bien con ganas de deshacerse de lo que tiene en su casa ocupando espacio”.

“Hemos elegido este proyecto porque descubrimos que con la gestión responsable del desecho textil podíamos crear un triple impacto, es decir; impacto social: a través de nuestras tiendas móviles dignificamos la entrega de donaciones de ropa a los beneficiarios, entregándoles una experiencia de compra pero absolutamente gratis, donde ellos pueden tener acceso a lo que realmente les sirve y les gusta.

Impacto medioambiental; a través de la gestión responsable de los desechos textiles prolongamos la vida útil de lo que ya no sirve, tanto con nuestras móviles, como con nuestro sistema de reutilización con nuestros talleres de upcyling, así generamos también conciencia y disminuimos la cantidad de ropa que ya no sirve en vertederos, donde mucha de esta ropa tarda más de 100 años en degradarse.

Y por último generamos impacto económico: debido a que generamos insumo a partir de ropa en desuso en mal estado para ser reutilizada como materia prima para la creación de nuevos productos gracias al upcycling, co-creando productos con beneficiarias jefas de hogar de zonas vulnerables, así les ayudamos a potenciar su fuerza de trabajo y a generar nuevas fuentes de ingresos en sus hogares comercializando estos productos en nuestras plataformas”.

Actualmente cuentan con con 4 tipos de usuarios:

-Usuarios / Donantes: personas pertenecientes a la clase media-alta quienes donan su ropa en desuso.

-Beneficiarios / Productores: personas en vulnerabilidad social, a quienes se les donará ropa en la tienda social itinerante, dignificando la donación de ropa. A las jefas de hogar se les hará talleres de upcycling para transformar el residuo textil en insumo y luego en productos de alto valor en diseño, para ser comercializados.

-Segmento Eco-lujo: público que compra productos de alto valor de diseño, sustentable y exclusivo.

-Talleres mecánicos: segmento comprador de retazos textiles para limpieza de sus piezas y equipos.

Arropa Chile, repara los vínculos sociales a través de la entrega digna y creativa de ropa a comunidades socialmente vulnerables que no tienen los recursos necesarios para cubrir necesidades básicas.

También genera valor en personas con potencial a través de los talleres, en donde se les entregaran las herramientas necesarias para que se transformen en micro-emprendedoras. Igualmente se involucra al resto de la comunidad creando conciencia medioambiental y social.

Las dificultades que ha atravesado para llegar hasta el punto actual, nos comentan que son principalmente el hecho de que en Chile no hay conocimiento sobre la gestión residual de las fibras textiles, los manuales de reciclaje y las acciones desde el Ministerio de Medio Ambiente hasta los Municipios no involucran lo textil, lo cual lleva a una crítica a la industria productora de textiles, que contamina indiscriminadamente y no incurre en buenas prácticas y menos en la reutilización. Otro factor importante es la falta de confianza del entorno cuando te embarcas en el mundo del emprendimiento, sobre todo cuando se trata de hacer emprendimiento social.  

Finalmente, como es parte de nuestra costumbre en nuestras entrevistas, le hemos preguntado al equipo de Arropa Chile sobre las tres recomendaciones que le darían a aquellos que están por emprender el camino de hacer crecer una startup y estas fueron sus respuestas, esperamos que les sean de utilidad:

Primero que todo que tengan una estrategia clara, una buena idea no se sustenta por sí sola, debe ser ejecutada de manera planificada, ojalá enmarcada en alguna metodología de validación temprana, para poder validar sus hipótesis y estudiar en profundidad a sus usuarios.

Segundo, que confíen en las capacidades propias y de su equipo de trabajo, todos tenemos un “por qué” y ese “por qué” debe estar primero siempre y debe convertirse en el espíritu del proyecto.

Por último que se atrevan a emprender y ejecutar sus ideas independientemente si cuentan con apoyo de su familia y/o amigos o independientemente de si tienen financiamiento para la ejecución, las buenas ideas y el trabajo duro debieran ser capaces de lograr una solvencia en el mediano plazo, sembrar bien implica una buena cosecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *